Grifos de Fregadero 

por página
Mostrando 1 - 12 de 38 items
Mostrando 1 - 12 de 38 items

Grifos para fregadero

Aunque, pudiera parecer un elemento demasiado integrado y obvio, incluso para pasar desapercibido, lo cierto es que, cambiar los grifos de un fregadero para cocinas puede significar mucho más para el conjunto de la habitación de lo que se puede creer.

Y es que, tanto los grifos como los fregaderos sirven de punto de apoyo para definir estéticamente el diseño de una estancia tan importante como lo es una cocina. Necesario es, entonces, conocer sus funciones y las características que pueden ser las más apropiadas según sea el caso.

Conoce los grifos de fregadero

Tipos de grifos para fregaderos de cocina hay muchos, de manera que, con tal de ilustrar acerca de los más requeridos y utilizados, vaya esta nuestra breve recopilación.

  • Grifo monomando

El grifo monomando se encuentra presente y a la cabeza de esta lista de elementos para la cocina y los baños de la casa. De sobra conocidos, en estos grifos, un solo mando es el encargado de regular la temperatura del agua.

Se trata de un modelo de grifo para fregadero de cocina sumamente práctico y presentado en una amplia variedad de diseños y estéticas.

La comodidad que ofrecen al usuario es tal, que, no en vano son los más popularmente usados en todos los hogares.

  • Grifo bimando

El grifo a dos mandos o bimando es el más clásico, por lo tanto, esencial a la hora de darle un aire un poco más vintage a la estancia de la cocina. En este caso, esta debería ser la primera opción a escoger.

Cuentan con dos mandos, uno para el agua fría y otro para el agua caliente.

Además, poseen un par de monturas que pueden estar elaboradas en material de zapata o de cerámica, y que pueden colocarse directamente sobre la pared, o bien en el propio fregadero.

Es bueno resaltar que, aunque este tipo de grifos parezca un poco obsoleto, siguen teniendo mucha presencia en los hogares de hoy en día.

  • Grifo termostático

Este tipo de grifo se ven, sobre todo, colocados en las duchas. Pero, si en una cocina se quiere lo mejor de lo mejor, esta puede ser una buena alternativa. Al igual que el bimando, el grifo termostático tiene dos mandos: con uno se regula la temperatura y, con el otro, el caudal de agua que el mismo mando emana.

La principal ventaja que ofrece este tipo de grifería es que, de esta manera, el agua se atempera de manera mucho más expedita y automática, al igual que el nivel de caudal que se requiera.

Esto, además, conlleva a un ahorro significativo de recursos y de energía.

Grifo según sus mandos

Adicional a los tipos de grifos anteriormente mencionados y descritos en su funcionamiento, existen otros grifos jerarquizados en orden de importancia y funcionalidad según sus mandos. Sin embargo, casi no se usan en los hogares.

Se trata de grifos especialmente diseñados para ser utilizados en espacios públicos. Nos referimos a los grifos electrónicos y a los temporizados. Los segundos pueden ser de mando, de pedal o con sensor, típicos de los baños públicos.

En el caso de los electrónicos, estos cuentan con un sensor que los activa cuando detectan algo cerca. No obstante, funcionan de la misma manera que los grifos temporizados y ofrecen el mismo beneficio de ahorro de agua y energía no indispensable.

Grifo caño alto

Al final de nuestro resumen de los grifos de fregaderos de cocina más demandados y en tendencia en el mercado actual, se encuentran a los denominados de caño alto, también, muy comúnmente utilizados en las cocinas debido a su practicidad.

Pueden ser de tipo monomando o bimando. Su caño proporciona mayor espacio entre el fregadero y la boca, por lo que, es posible lograr con él una mayor maniobrabilidad.